ACONTECIMIENTOS EN LA REPÚBLICA AUTÓNOMA DE KARAKALPAKSTÁN

La República de Karakalpakstán forma parte de la República de Uzbekistán. La capital y mayor ciudad es Nukus. Es la mayor región de Uzbekistán en términos de superficie, ya que representa el 40% del territorio uzbeko.

Los días 1 y 2 de julio de este año, un grupo de ciudadanos, desobedeciendo las legítimas demandas y llamamientos de las autoridades, iniciaron una marcha y unos disturbios imprevistos en Nukus, la capital de la República de Karakalpakstán.

El motivo de su actuación fue una mala interpretación de las reformas constitucionales que se estaban llevando a cabo en Uzbekistán.

Los manifestantes se opusieron a las enmiendas propuestas a las versiones actuales de los artículos 70, 71, 72, 74 y 75 de la Constitución de la República de Uzbekistán relativas al estatus de la República de Karakalpakstán.

Según los residentes locales y los ancianos, estas acciones ilícitas implicaban a jóvenes que habían caído bajo la influencia de fuerzas subversivas externas que intentaban manipular las mentes de los jóvenes para desestabilizar la situación en la república.

Las acciones violentas, los enfrentamientos y los intentos de tomar por la fuerza edificios gubernamentales que tuvieron lugar en Karakalpakstán fueron una distracción planificada de antemano. Los provocadores que estaban detrás querían encender una chispa de conflicto en un país pacífico, estable y democrático.

Amparadas en eslóganes populistas y difundiendo noticias falsas, estas fuerzas hostiles trataron de involucrar a los ciudadanos en actividades anticonstitucionales para desestabilizar la sociedad y socavar la integridad territorial de Uzbekistán.

Durante los disturbios y los pogromos, se intentaron incautar armas y equipos especiales, se tomaron rehenes entre los agentes de la ley y se produjo una destrucción generalizada de bienes estatales, públicos y personales. Todo esto fue orquestado en un escenario probado para desviar el foco de atención hacia Uzbekistán. A muchos no les gustan las reformas abiertas en Uzbekistán.

Además, los intentos de las fuerzas destructivas estaban dirigidos a desestabilizar la situación no sólo en Uzbekistán, sino en toda Asia Central, con el fin de obstaculizar el proceso de cooperación regional iniciado por el jefe de Uzbekistán.

El presidente Shavkat Mirziyoyev visitó Nukus dos veces

Los días 2 y 3 de julio de este año, mantuvo reuniones con activistas de Karakalpakstan, miembros de Jokargy Kenes y representantes de la tercera edad, y visitó varias zonas residenciales de la ciudad.

El Presidente insistió durante las reuniones en que no se aprobaría ninguna modificación de la Constitución relativa a la República de Karakalpakstán sin el deseo del pueblo karakalpak, que goza de derechos y libertades soberanos e inalienables, como el pueblo de Uzbekistán en su conjunto.

El jefe de Estado hizo un llamamiento a todos los compatriotas, a los uzbekos, para que sean solidarios y actúen con prudencia, y no se dejen llevar por los llamamientos y las acciones de los provocadores.

«Creo en la inteligencia y la sabiduría del noble y tolerante pueblo karakalpak», subrayó el Presidente.

Sobre la base del artículo 32 de la Ley Constitucional sobre los estados de emergencia y con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos, proteger sus derechos y libertades y restablecer la ley y el orden, el Presidente firmó un decreto que introduce el estado de emergencia en el territorio de la República de Karakalpakstán desde el 3 de julio de 2022 hasta el 2 de agosto de 2022. Se han enviado las notas pertinentes a la Secretaría de la ONU y a los países vecinos.

Gracias a las eficaces medidas adoptadas por los dirigentes del país y a la adecuada actuación de las autoridades policiales, se reprimieron las acciones ilícitas de los instigadores.

Lamentablemente, como resultado de los disturbios, hubo víctimas entre los manifestantes y los representantes de las fuerzas del orden. Según la Fiscalía General, 18 personas han muerto en las protestas, entre ellas 5 representantes de la Guardia Nacional. 243 personas han resultado heridas, entre ellas 38 agentes del orden. 149 de los heridos recibieron primeros auxilios y fueron dados de alta. 94 personas permanecen en los hospitales, incluidas las que resultaron gravemente heridas.

516 personas fueron detenidas en el lugar de la manifestación y están siendo investigadas. Algunos de ellos fueron sometidos a sanciones administrativas y puestos en libertad.

Se han iniciado procedimientos penales en relación con los disturbios masivos en Nukus, en virtud del artículo 159, párrafo 4 (invasión del orden constitucional de la República de Uzbekistán), del Código Penal y de varios otros artículos. Se está llevando a cabo una investigación transparente de acuerdo con la legislación uzbeka, con estricta observancia de los derechos de los investigados.

Todas las tiendas de alimentación, mercados, panaderías, bancos, hospitales y otros servicios sociales de Karakalpakstan están ya en pleno funcionamiento. La electricidad, el gas y el agua se suministran a los hogares con normalidad.

La posición de los dirigentes del país sobre la situación en Karakalpakstán es inequívoca: se mantendrá un curso coherente de reformas en la república.

El Presidente Shavkat Mirziyoyev lo dejó claro en su Discurso al Pueblo de Karakalpakstán: «¡Construiremos definitivamente juntos un Nuevo Uzbekistán y un Nuevo Karakalpakstán! Todas nuestras reformas y debates en este ámbito deben realizarse, sin duda, sobre la base de la democracia y los criterios jurídicos».

La estabilización de la situación social y política en Karakalpakstán y el bienestar social y económico de la población de la región en su conjunto han estado y siguen estando bajo el control personal del Presidente de Uzbekistán.

En los últimos 5 años se han asignado 11 billones de soums al presupuesto local de la región. En 2020, la renta total per cápita en Karakalpakstán se ha triplicado. En todo Karakalpakstán se están construyendo modernas infraestructuras. Se han creado decenas de nuevas empresas industriales, modernas agrupaciones agrícolas y empresas conjuntas. Se construyeron miles de instalaciones, como guarderías, escuelas, universidades, centros de salud, ciencia, cultura e instalaciones deportivas.

Se han creado nuevos puestos de trabajo para los residentes locales, y se han puesto en marcha programas de protección social y apoyo a las mujeres y los jóvenes. Desde 2017, la matriculación en preescolar ha aumentado del 32% al 75%.

En la República de Karakalpakstán se han llevado a cabo amplias obras para desarrollar las infraestructuras sociales, dotar a la población de electricidad, gas natural y agua potable y mejorar las redes de riego y drenaje. Los habitantes de la región están sintiendo los resultados de este trabajo.

El Presidente Mirziyoyev ha declarado con firmeza que las transformaciones positivas en Karakalpakstán continuarán a un ritmo acelerado. «Después de todo, el destino de Karakalpakstán es el destino de Uzbekistán, y la felicidad y el bienestar del pueblo karakalpak es la felicidad y el bienestar de toda la nación uzbeka».

A %d blogueros les gusta esto: