UZBEKISTÁN: UN PAÍS JOVEN QUE APUESTA POR SUS JÓVENES

«LA JUVENTUD ES EL POTENCIAL DEL PAÍS»

Para Uzbekistán, el concepto de «La juventud es el potencial del país» no es un lema, sino un factor importante en las reformas que se han llevado a cabo en los últimos años. Prácticamente todas las reformas del país tienen que ver directa o indirectamente con la realización del potencial de los jóvenes del país.

 

EN LA FRONTERA DEMOGRÁFICA

Uzbekistán se encuentra ahora en una importante coyuntura demográfica. Los jóvenes de 30 años o más representan el 60% de la población del país. Los niños y jóvenes de hoy en día son el recurso más valioso de un Estado en el que merece la pena invertir, ya que esta inversión se amortizará muchas veces. No es de extrañar que garantizar los derechos e intereses de los jóvenes sea una prioridad de la política estatal.

Sólo en los dos últimos años, Uzbekistán ha aprobado tres leyes, decenas de decretos y decisiones presidenciales y decisiones gubernamentales relacionadas con el desarrollo del potencial de los jóvenes. En el país funcionan la Agencia de Asuntos de la Juventud y los Consejos interdepartamentales de asuntos de la juventud presididos por el Primer Ministro de Uzbekistán. Se ha creado una Comisión de Asuntos de la Juventud en la Cámara Legislativa del Parlamento Oliy Majlis, y se han establecido parlamentos juveniles en las cámaras del Parlamento Oliy Majlis.

La aplicación de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos de Uzbekistán y el programa estatal para la aplicación de la Estrategia de Acción en las Cinco Áreas Prioritarias de Desarrollo de la República de Uzbekistán para 2017-2021 avanzan a buen ritmo. Se ha adoptado un concepto para el desarrollo de la política estatal de juventud hasta 2025, junto con una hoja de ruta para su aplicación.


El país está desarrollando criterios unificados para evaluar la eficacia del trabajo con los jóvenes, y se está creando un índice de evaluación de la política nacional de juventud. Se está prestando especial atención a garantizar el empleo de los jóvenes y a crear las condiciones necesarias para que obtengan unos ingresos decentes. Y el mejor recurso para abordar esta tarea es el espíritu empresarial, especialmente las pequeñas y medianas empresas. Siguiendo esta lógica, el país ha comenzado a desarrollar e implementar los llamados cuadernos juveniles. Son listas en las que se inscriben los jóvenes desempleados para ayudarles a encontrar formación y empleo.

 

BENEFICIOS Y PREFERENCIAS

Este año, la república ha anunciado una serie de incentivos para los desempleados, los nuevos empresarios y los empleadores. Para cumplir el objetivo de formar a los jóvenes desempleados en oficios y negocios, la república ha lanzado el programa «1+1». La esencia de esta innovación es la formación de 100.000 jóvenes y la concesión de préstamos en condiciones preferentes.

Otro ámbito importante que contribuye al empleo juvenil es la agricultura. Hoy 175 mil jóvenes han recibido 45 mil hectáreas de tierra.

Para organizar de forma significativa el tiempo de ocio de los jóvenes de Uzbekistán, se han organizado 36 mil círculos adicionales a los que asisten actualmente unos 874 mil chicos y chicas.

 

APOYO A LOS JÓVENES EN EL ÁMBITO INTERNACIONAL

En el marco de la aplicación de la política de juventud, Uzbekistán también actúa en el ámbito internacional. La iniciativa del presidente Mirziyoyev de adoptar una convención sobre los derechos de los jóvenes en el 72º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en 2017 está encontrando cada vez más apoyo en la comunidad internacional. Por iniciativa de Uzbekistán, se ha creado en las Naciones Unidas un grupo de amigos sobre los derechos de los jóvenes.

En 2020, se celebró el Foro telemático de Samarcanda sobre temas de actualidad relacionados con la protección de los derechos de los jóvenes. Se adoptó una resolución titulada «Juventud 2020: solidaridad global, desarrollo sostenible y derechos humanos», que se ha presentado como documento oficial a la 74ª sesión de la Asamblea General de la ONU.

Todos estos esfuerzos no pueden no dar sus frutos, pues Uzbekistán es un país de jóvenes. Y sobre ellos recae la responsabilidad de que la patria siga prosperando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: