NUEVO ÉXITO ESPACIAL DE CHINA NOS ACERCA UN PASO MÁS A LA GUERRA DE EEUU CONTRA EL GIGANTE ASIÁTICO

China en los últimos tiempos va de éxito en éxito en la carrera espacial. Primero fue el alunizaje, por primera vez en la historia, del lander Chang’e 5 en la cara oculta de la Luna. Después con el lanzamiento del módulo central de la nueva estación espacial modular tripulada permanente, Tianhe. Y ahora con el éxito del aterrizaje en Marte, en su primer intento, del módulo de descenso de Tianwen 1 con el rover Zhurong. Es verdad que Estados Unidos poco antes había conseguido aterrizar su rover Perseverance, el más avanzado del mundo, con los extraordinarios éxitos de los vuelos del pequeño helicóptero Ingenuity, siendo la primera vez que un artefacto humano vuela sobre la superficie de Marte. Pero Estados Unidos tiene una larga tradición éxitos con sus sondas espaciales. En este campo, su ventaja con respecto a otros países es abismal… hasta que llegó China. Por supuesto, Estados Unidos sigue muy por delante; pero China en un corto espacio de tiempo, le está recortando su ventaja, y lo peor para los estadounidenses es que China ya no se limita a un “copia y pega” de la tecnología espacial de otros países, está innovando y poniéndose en la vanguardia de las nuevas tecnologías en el campo espacial.

Partes de Zhurong

 

Esto es muy peligroso. Y no por China, sino por EEUU. Como primera potencia mundial, también en el ámbito espacial civil y militar, ve como China se le acerca cada vez más, y teniendo en cuenta que no está dispuesta a ceder su hegemonía, y mucho menos en el campo espacial, vital para su Ejército, sin duda alguna va actuar. Esto nos lleva cada vez más cerca de una guerra de Estados Unidos, una potencia en declive, contra China, una potencia en ascenso, y teniendo en cuenta la velocidad de crucero que está alcanzando la administración demócrata de Baiden “el pacificador” en su guerra híbrida contra China, parece que una guerra convencional es casi con seguridad inevitable. Como vengo sosteniendo desde hace mucho, el principal peligro para la Humanidad no es el cambio climático o la creciente desigualdad social, es Norteamérica.

 

Recreación de Zhurong con los paneles solares desplegados sobre la etapa de descenso
A %d blogueros les gusta esto: