EL PAPEL DEL PRESIDENTE SHAVKAT MIRZIYOYEV EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA EN UZBEKISTÁN

Después de que Shavkat Mirziyoyev asumiera el cargo del presidente de Uzbekistán, la construcción de una sociedad civil fuerte fue identificada por él como una de las tareas más importantes. Al mismo tiempo, hay que señalar que el líder del Estado lanzó la aplicación inmediata de reformas radicales que abarcan todas las esferas de la vida socio-política de la sociedad.

El presidente Shavkat Mirziyoyev ha desarrollado una Estrategia de Acción para las cinco áreas prioritarias del desarrollo de la República de Uzbekistán a medio plazo, en la que las principales tareas son: mejorar el papel de las instituciones de la sociedad civil, en particular, los medios de comunicación, mejorar las actividades de las organizaciones no gubernamentales, desarrollar e implementar mecanismos eficaces de aplicación del sistema de control público.

En poco tiempo, el marco institucional se ha reforzado y sigue desarrollándose para garantizar el funcionamiento eficaz de las instituciones de la sociedad civil en el ejercicio del control público de las actividades de las autoridades públicas.

Además, en el curso de las reformas de la nueva etapa, se ha formado un sistema para que los organismos estatales tengan en cuenta la opinión pública a la hora de establecer un diálogo con el pueblo y tomar decisiones sobre cuestiones sociopolíticas importantes.

Después de que la cuestión de la provisión práctica de la participación de los ciudadanos en la administración pública se incluyera en la agenda sobre la base de la iniciativa del Presidente «no el pueblo debe servir a los órganos del Estado, sino que los órganos del Estado deben servir al pueblo«, la actividad de las organizaciones no gubernamentales sin ánimo de lucro y otras instituciones de la sociedad civil en la aplicación de las reformas democráticas comenzó a aumentar significativamente.

En particular, las leyes, decretos, resoluciones y otros actos jurídicos normativos adoptados en beneficio del pueblo, en primer lugar, se someten a debate público, se someten a examen público, como resultado de la actitud crítica expresada por la población en los medios de comunicación y las redes sociales a la labor de los órganos estatales, sus dirigentes y responsables, se eliminan muchas deficiencias, problemas y delitos.

A su vez, con el fin de estudiar a fondo y abordar los problemas y necesidades vitales del pueblo, se crearon las Oficinas de atención ciudadana presenciales y virtuales del Presidente de la República de Uzbekistán. Estas se han convertido en un mecanismo para analizar en profundidad la eficacia de las autoridades y la administración del Estado y para mejorar la responsabilidad de los órganos y funcionarios del Estado ante la sociedad.

Hoy en día se han creado oficinas de recepción del pueblo en todas las regiones, ciudades y distritos de Uzbekistán, que garantizan un diálogo directo con la población, resolviendo los problemas locales para proteger los intereses legítimos de las personas físicas y jurídicas.

También hay que señalar que, a indicación del Presidente, se abrieron las «puertas cerradas» en las actividades de los organismos de la administración pública, se garantizó la transparencia y, en particular, se creó un «espacio abierto» para una expresión libre de la opinión crítica de la población sobre cualquier tema.

En particular, el Jefe de Estado sigue regularmente los discursos en las redes sociales, los medios de comunicación nacionales y extranjeros y otras fuentes sobre los problemas que enfrenta la sociedad y las preocupaciones del público.

Por iniciativa de Shavkat Mirziyoyev, se han introducido mecanismos eficaces de esta institución en la ley «Sobre el control público» aprobada en 2018, en particular, se han regulado las relaciones de los poderes públicos y la administración con los ciudadanos, las organizaciones no gubernamentales sin ánimo de lucro, así como los medios de comunicación en el ámbito de la organización y realización del control público sobre la aplicación de los actos legislativos.

Como señalan los expertos, la institución del control público se ha convertido en la herramienta más importante para la cooperación fructífera entre organizaciones gubernamentales y no gubernamentales.

Como resultado de las medidas adoptadas, se ha producido una importante reactivación de las instituciones de la sociedad civil en el país. En particular, cabe señalar que el año pasado, en el contexto de la pandemia, se llevó a cabo un enorme trabajo por iniciativa de las ONG en el marco de la lucha contra el coronavirus, las acciones de beneficencia y los esfuerzos para proteger la salud de los ciudadanos fueron extremadamente eficaces.

Los proyectos y programas ejecutados por organizaciones no gubernamentales sin ánimo de lucro aportan resultados tangibles en el proceso de entrada en escena de las instituciones de la sociedad civil como factor importante en la protección de los derechos humanos, las libertades y los intereses legítimos, y los valores democráticos.

La adopción por parte del Presidente Shavkat Mirziyoyev, en marzo de 2021, del «Concepto de Desarrollo de la Sociedad Civil para 2021-2025» fue otro paso importante para el desarrollo de la sociedad civil y para llevar las reformas aplicadas en este sentido a un nuevo nivel.

En resumen, hay que destacar que Shavkat Mirziyoyev, como jefe de Estado y como patriota de su país, comprende profundamente la importancia y la necesidad del activismo de base en el desarrollo progresivo de Uzbekistán. En este sentido, ha sido insistente en impulsar las ideas e iniciativas vitales para establecer un diálogo sistémico y eficaz entre el Estado, los ciudadanos y las instituciones de la sociedad civil.

 

A %d blogueros les gusta esto: