LA POLÍTICA DE GÉNERO DEL NUEVO UZBEKISTÁN EN EL CONTEXTO DE LAS TENDENCIAS INTERNACIONALES DEL PARLAMENTARISMO

Una de las prioridades de la política estatal del nuevo Uzbekistán es lograr la igualdad de género, garantizar los derechos, libertades e intereses legales de las mujeres, así como fortalecer su papel en la vida social y estatal.

Reciéntemente, en el marco de la aplicación de la Agenda-2030 para el Desarrollo Sostenible, entre los Estados miembros de la ONU se ha difundido la información sobre la experiencia de Uzbekistán en el ámbito de la garantía de los derechos y las libertades de las mujeres, como documento oficial de la 75ª sesión de la Asamblea General de la ONU. Al mismo tiempo, los expertos de la ONU y de la Unión Interparlamentaria (UIP) subrayan que las tendencias, que se observan en Uzbekistán en este ámbito, siguen en consonancia con los procesos globales de ampliación de la representación de las mujeres en los niveles más altos del gobierno, la eliminación de la desigualdad de género, el aumento del número de mujeres en el parlamento, el gobierno y el poder judicial. Según el informe anual de la UIP “Las mujeres en el parlamento” y los datos “Las mujeres de la ONU”, por primera vez en la historia, en enero de 2021, el porcentaje mundial de mujeres en los parlamentos nacionales ha alcanzado 25,5%. Como resultado de las elecciones parlamanetarias de 2019, el 32% de los diputados en la Cámara Legislativa del Parlamento Oliy Majlis representaron mujeres, y el 25% en el Senado. Sobre este indicador, Uzbekistán entró en la lista de 50 países (de 190 países), quedando por delante de casi todos países postsoviéticos. Esto demuestra que en la organización de la actividad del Parlamento uzbeko existen fundamentalmente nuevos enfoques y tendencias.

En el nuevo Uzbekistán en el ámbito de ampliación radical de la representación de las mujeres en la vida social, política y empresarial del país, se están realizando trabajos en  lo siguiente.

 

Mejora del marco jurídico.

Uzbekistán se ha adherido a todos los acuerdos internacionales fundamentales, que prevén la protección jurídica, social y económica de las mujeres contra toda forma de discriminación y acoso. Se han adoptado las leyes encaminadas a la igualdad de género sobre la eliminación de las restricciones relacionadas con la elección por parte de las mujeres de formas de empleo anteriormente prohibidas y otras disposiciones de la legislación laboral que son asimétricas desde el punto de vista del género: “Sobre las garantías de la igualdad de derechos y posibilidades para mujeres y hombres”, “Sobre la protección de la mujer contra el acoso y la violencia”, “Sobre la protección de la salud reproductiva de los ciudadanos”, “Sobre las enmiendas y adiciones al artículo 15 del Código de la Familia”, “Sobre las enmiendas al Código del Trabajo de la República de Uzbekistán”. En la elaboración de las leyes participaron los expertos de las oficinas de la ONU: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Fondo de Población de las Naciones Unidas, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,  Oficina de Asuntos de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Organización Internacional para las Migraciones, Organización Internacional del Trabajo.

Se han adoptado más de 20 decretos presidenciales y resoluciones gubernamentales. Se ha introducido una serie de enmiendas y adiciones para reforzar la labor de prevención de la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica y para combatir las costumbres obsoletas. Se ha introducido una revisión jurídica obligatoria de los actos legislativos desde el punto de vista del género, cuyo objetivo es eliminar las incoherencias entre las disposiciones de los actos jurídicos normativos y los principios de la igualdad de género e identificar los posibles riesgos de carácter discriminatorio en el proceso de su aplicación.

En Uzbekistán se está elaborando una estrategia para lograr la igualdad de género para 2030, encaminada a garantizar la igualdad de derechos y posibilidades para mujeres y hombres en todas las esferas, en la vida social en el proceso de las reformas socioeconómicas que se están llevando a cabo en el país. Directora Regional del Fondo de Población de la ONU para Europa Oriental y Asia Central, Alanna Armitage, subrayó que, como resultado de la aplicación de esta estrategia en Uzbekistán, habrá más mujeres líderes y la urbanización será sostenible. Se garantizará un desarrollo socioeconómico estable, se crearán nuevas oportunidades, especialmente para las niñas -líderes actuales y futuras-, se aprovechará su potencial, se formará una cultura de estilo de vida saludable en la sociedad.

 

Marco institucional

En Uzbekistán se están adoptando medidas coherentes para reforzar el papel del Parlamento en la mejora de la legislación y la práctica de la aplicación de la ley en este ámbito:

En primer lugar, se ha creado la Comisión de Igualdad de Género bajo la dirección del Presidente del Senado del Oliy Majlis;

En segundo lugar, en la cámara alta del Parlamento se ha creado el Comité de Mujeres e Igualdad de Género, cuyo objetivo es elaborar propuestas para realizar la política estatal destinada a garantizar la igualdad de género, mejorar la legislación y ejercer el control parlamentario en este ámbito. El Comité supervisa la aplicación de la legislación en este ámbito;

En tercer lugar, se ha organizado un trabajo sistemático de la Comisión Parlamentaria para el seguimiento de la aplicación de los Objetivos Nacionales de Desarrollo Sostenible y las metas para el período hasta 2030, donde el quinto objetivo está dedicado a los objetivos de igualdad de género.  Sus principales tareas incluyen el seguimiento de la aplicación de la legislación, la realización de un análisis crítico de la evolución de los ámbitos incluidos en los Objetivos Nacionales de Desarrollo Sostenible, el control parlamentario y público de la aplicación de los ODS, y la preparación de propuestas para la elaboración de proyectos de ley y otros actos jurídicos y reglamentarios;

En cuarto lugar, se ha creado la Junta Pública Nacional de la Mujer encabezada por la Presidenta del Senado del Oliy Majlis, Tanzila Narbayeva, cuyas principales tareas, además de prestar apoyo integral a las mujeres y las niñas, es coordinar la aplicación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y de la Plataforma de Acción de Pekín y el Plan de Acción Nacional. La Junta está formada por mujeres activas y proactivas que tienen experiencia de vida y conocen bien los problemas de sus compatriotas;

En quinto lugar, se han creado el Ministerio de Apoyo a la Mahalya y la Familia, una de las prioridades de cual es el apoyo integral a las mujeres y las familias, así como el Fondo de Apoyo a la Mujer y la Familia, que tiene objetivo de apoyar a las mujeres, ayudarlas a crear un negocio familiar o empresa privada, proporcionarles conocimientos en profesiones demandadas en el mercado laboral;

En sexto lugar, la Federación de Sindicatos de Uzbekistán y el Ministerio de Apoyo a la Mahalya y la Familia han creado un Grupo de Trabajo Nacional que estudia y detecta los problemas de las mujeres en todas las regiones, organiza la labor para mitigar la pobreza y mejorar el bienestar de la población. Para realizar un trabajo específico , han decidido introducir un sistema totalmente nuevo que se llama “Cuaderno de la Mujer”. Esto permite identificar con mayor precisión quienes realmente necesitan ayuda, organizar un trabajo específico con los segmentos vulnerables de la población y ofrecer más de 30 tipos de servicios sociales en formato electrónico. A través de este sistema han encontrado empleo 527 mil personas. Sólo en los últimos tres meses la Comisión Republicana logró resolver los problemas de 80 mil mujeres, 32 mil de ellas, que se encontraban en una situación de vida difícil y necesitaban apoyo social, recibieron empleo. Se utilizarán nuevos mecanismos en el contexto de cada mahalya y cada familia para una solución más eficaz de los problemas existentes.

 

Superando la pandemia

A pesar del impacto negativo de la pandemia global en todas las esferas de la sociedad y el país, especialmente en la economía y la esfera social, el año 2020 fue el año del giro decisivo en las cuestiones de la garantía de los derechos y las libertades de las mujeres. Al mismo tiempo, Uzbekistán presta especial atención a los siguientes ámbitos.

En primer lugar, aumentar el acceso de la población, sobre todo las mujeres y los niños, a los servicios sanitarios y medicamentos modernos de calidad. Se está aplicando el principio establecido por el Presidente del país, según el cual el cuidado de la salud maternoinfantil es el cuidado de toda la sociedad y de nuestro futuro. La comunidad internacional reconoce la experiencia de Uzbekistán en la reforma profunda, la creación y el desarrollo en el país de un sistema de atención sanitaria y de la industria farmacéutica de alta calidad, la protección de la salud pública, la formación en la sociedad de una cultura de estilo de vida saludable, que permite garantizar el éxito de la lucha contra la pandemia.

En 2020, del Presupuesto Estatal asignaron 14,8 billones de soms para las reformas de la esfera, 1,2 veces más que en 2019.  Además, se asignaron 1,15 billones de soms a la esfera en el marco del Programa de Inversiones, lo que permitió, a pesar de las dificultades existentes, llevar a cabo una enorme labor. Para combatir eficazmente el Covid-19, se han construido en todas las regiones del país instalaciones de tratamiento y prevención, zonas de cuarentena y centros de distribución dotados de los equipos y la maquinaria necesarios, así como medicamentos. Se han realizado medidas sin precedentes para movilizar a todo el sistema sanitario, poniéndolo en modo de funcionamiento de emergencia, dotándolo de los medicamentos necesarios, medios modernos de protección y equipos de diagnóstico, y formando al personal médico.

La Directora del Mecanismo Mundial de Coordinación para la Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, Suray Dalil, comentó que la OMS valora los esfuerzos del gobierno uzbeko por reaccionar a tiempo a la pandemia,  así como de su compromiso con una reforma sanitaria integral destinada a transformar el sistema sanitario de Uzbekistán en uno moderno y altamente eficiente, y a aplicar los principios de equidad y centrado en las personas.  Ella destacó los esfuerzos del gobierno por aumentar rápidamente sus inversiones en salud pública, control de enfermedades, mejora de la capacidad de los laboratorios para la realización de pruebas y el análisis de datos, sistemas de información, comunicación de riesgos y divulgación para capacitar a las personas y las familias para gestionar mejor su salud.

En segundo lugar, garantizar el empleo de las mujeres y conceder préstamos a las mujeres empresarias. Se están aplicando varios programas estatales en este ámbito, en particular, «Cada familia es un empresario», «Aldea mejorada», «Makhalla mejorada», «Cinco iniciativas importantes».

Los bancos comerciales del país han abierto líneas de créditos especiales para las mujeres empresarias. En los últimos años, más de 327.000 mujeres han recibido préstamos preferenciales por valor de 7,4 billones de soms para el desarrollo de la actividad empresarial femenina. En 2021 está previsto asignar unos 1,4 billones de soms a las mujeres empresarias con cargo al Fondo de Reconstrucción y Desarrollo de la República de Uzbekistán.

Como resultado, en los últimos cuatro años más de 620.200 mujeres han sido contratadas, y 106.000 recibieron ayuda para poner en marcha empresas privadas. Por ejemplo, solo en 2020, dentro del programa «Cada familia es un empresario», unas 126.000 familias han recibido préstamos preferenciales. Casi 215 mil familias recibieron préstamos para el desarrollo de la empresa familiar por más de seis billones de soums. En el marco de la aplicación de las Cinco Iniciativas Importantes, se han organizado talleres de costura en zonas remotas y se ha dado empleo a 10.000 mujeres.

En tercer lugar, la formación empresarial sistemática y los préstamos preferenciales a las mujeres empresarias. Para facilitarlo, se han creado centros de emprendimiento femenino en las regiones, con más de 6.500 mujeres formadas en cursos de formación profesional de corta duración solo en 2020. Como resultado, a pesar de la pandemia, el número de mujeres empresarias ha alcanzado las 172.700.

En 2021 se destinará más de un billón de soms para apoyar proyectos empresariales de mujeres y resolver sus problemas identificados localmente. Para ello, el Banco “Xalq” está introduciendo un nuevo sistema para formar a las mujeres en el espíritu empresarial, desarrollando para ellas modelos de planes de negocio y proporcionando asistencia práctica para la obtención de préstamos.

En cuarto lugar, la ampliación de las oportunidades educativas para los necesitados de asistencia social. En 2020, 950 chicas de familias con bajos ingresos fueron admitidas las universdidades de Uzbekistán sobre la base de una beca estatal. En 2021, el número de cuotas superará las dos mil.

En quinto lugar, la provisión de viviendas para mujeres en circunstancias vitales difíciles y niñas dependientes de madres solteras. Sólo en 2020, 1.250 mujeres en situación difícil recibieron pagos iniciales para la compra de viviendas por valor de casi 22.000 millones de soms. En 2021 se destinarán 210.000 millones de soms del presupuesto del Estado y 211.000 millones de soms adicionales para proporcionar a las mujeres viviendas sociales en régimen de arrendamiento. Esto demuestra la aplicación del principio, formado por el Presidente, de que ninguna mujer en Uzbekistán quedará sin la atención y el cuidado del Estado y la sociedad.

En sexto lugar, se han reforzado las medidas para prevenir diversas formas de violencia contra las mujeres. De acuerdo con el Decreto Presidencial «Sobre las medidas para mejorar el sistema de rehabilitación y adaptación social y la prevención de la violencia doméstica» de fecha 2 de julio de 2018, se han establecido centros de rehabilitación y adaptación en 190 ciudades y regiones. Sus principales tareas son proporcionar asistencia médica de urgencia, psicológica, social, pedagógica, jurídica y de otro tipo a las personas que se encuentran en una situación social difícil, con problemas familiares y de violencia doméstica.

A fin de apoyar económicamente a estos centros, sólo en 2020 el Fondo de Apoyo a la Mujer y la Familia ha destinado 981,6 millones de soms. Además, la Fundación Pública del Oliy Majlis ha concedido a 15 organizaciones subvenciones estatales por valor de 461 millones de soms para la ejecución de proyectos de lucha contra la violencia y el acoso a mujeres y niñas.

Para proteger a las víctimas de la violencia doméstica se adoptó una Decisión del Consejo de Ministros de 4 de enero de 2020 sobre medidas para mejorar el sistema de protección de las mujeres contra el acoso y la violencia. Se aprobaron los reglamentos «Sobre el procedimiento para dictar órdenes de protección a las mujeres sometidas a acoso y violencia, su ejecución y seguimiento» y «Sobre el procedimiento para que las personas que han cometido o tienen tendencia a cometer presiones y violencia se sometan a programas de corrección de su conducta». Entre los principales objetivos del programa de corrección están:

  • Prevención de incidentes de violencia contra las mujeres;
  • Eliminar las causas y condiciones que contribuyen a violencia;
  • Identificar y corregir las formas latentes (ocultas) de violencia;
  • Realizar un trabajo de sensibilización individual (o en grupo) con los autores de la violencia, etc.

Para que las fuerzas del orden, los trabajadores sanitarios y los proveedores de servicios psicosociales presten un apoyo rápido y de calidad a las mujeres víctimas de acoso y violencia se han elaborado y aplicado procedimientos operativos normalizados sobre la respuesta conjunta a la violencia de género.

En séptimo lugar, sensibilizar a la opinión pública sobre la igualdad de género y los derechos de la mujer, formando a los responsables de la toma de decisiones sobre las normas jurídicas pertinentes para garantizar su aplicación en la práctica de la ley.

El 24 de febrero de 2020, el Secretario General de la ONU, António Guterres, anunció la iniciativa «Llamamiento a la Acción en favor de los Derechos Humanos». Uno de sus principales mensajes es la necesidad de fortalecer la sociedad civil, el equilibrio de género, la participación igualitaria de mujeres y hombres en la vida política, económica y social, así como la libertad de información. Esta iniciativa de la ONU está en consonancia con las reformas en curso en Uzbekistán en estos ámbitos.

Durante su discurso en la 46ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el Presidente de la República de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, explicó detalladamente sobre las prioridades de la profundización de las reformas democráticas en el país, las principales orientaciones del trabajo de Uzbekistán en el seno del CDH y esbozó las nuevas dimensiones de la cooperación de Uzbekistán con la ONU para lograr la igualdad de género. En particular, Shavkat Mirziyoyev tomó la iniciativa de organizar Foro Empresarial “Diálogo entre Mujeres Líderes de Asia Central”. Su organización:

  • permitirá el intercambio de buenas prácticas y experiencias en el ámbito de la capacitación de las mujeres, la creación de condiciones para un empleo digno y el desarrollo empresarial, la prevención de cualquier forma de violencia contra las mujeres, y contribuirá también a reforzar la cooperación en este ámbito a nivel internacional y regional;
  • aumentará el nivel de desarrollo del empresariado femenino a escala regional y mundial.

En general, los esfuerzos de Uzbekistán en estos ámbitos están dirigidos a crear condiciones de vida dignas para más de 17 millones de mujeres en nuestro país.

 

 

Akmal Saidov, 

Vicepresidente de la Unión Interparlamentaria

 

 

A %d blogueros les gusta esto: