UN NUEVO UZBEKISTÁN COMPROMETIDO Y ÚTIL PARA EL MUNDO

DISCURSO DEL PRESIDENTE DE UZBEKISTÁN SHAVKAT MIRZIYOYEV EN EL 75º PERIODO DE SESIONES DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

A continuación, realizaré un breve análisis y consideraciones en relación al brillante discurso del presidente de la República de Uzbekistán Shavkat Mirziyoyev realizado un hoy 23 de septiembre durante el 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Primero me centraré en la importancia de la iniciativa de adopción de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Jóvenes. Es un tema que me interesa mucho tanto por el espíritu de la iniciativa como por mi actividad profesional. Al escuchar el discurso del Sr. Shavkat Mirziyoyev, me dí cuenta que es necesario compartir los pensamientos sobre el enfoque conceptual del presidente de Uzbekistán en relación a los problemas internacionales más actuales y cruciales, así como sus propuestas para abordarlos, porque están estrechamente vinculados.

A este respecto, siendo una persona que ama sinceramente a Uzbekistán, y que ha visitado muchas veces la República, me gustaría compartir algunas de las iniciativas del presidente de la República de Uzbekistán.

  • Las personas lo primero: Uzbekistán ha puesto a la persona en el centro de todas sus políticas y reformas. Se han llevado a cabo políticas de igualdad entre hombres y mujeres consiguiendo que el papel de la mujer aumente en la administración pública. Así mismo, el número de mujeres diputadas se duplicó en las últimas elecciones; La situación de los derechos humanos ha cambiado y ha mejorado notablemente. Se ha aprobado la Estrategia Nacional de los Derechos Humanos y se ha establecido la Cámara Pública de la República de Uzbekistán. Este avance en el campo de los derechos humanos lo vemos también, por ejemplo, en el caso de la eliminación del trabajo forzoso y del trabajo infantil implementando las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como la lucha contra la trata de personas, fortaleciendo los fundamentos jurídicos, luchando contra uno de los tipos más importantes de delincuencia organizada transnacional; Uzbekistán se ha adherido a los documentos más importantes de la ONU en esta materia y se ha convertido en miembro de la Organización Internacional para las Migraciones. Además, en Tashkent se ha abierto un moderno centro de rehabilitación para la asistencia y protección de las víctimas de trata de personas. El 30 de julio de 2019, en el Día mundial contra la Trata de Personas, el presidente de la República de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, firmó el Decreto: “Sobre medidas adicionales para seguir mejorando el sistema de lucha contra la trata de personas y el trabajo forzoso”, en la misma línea, el Parlamento de la República de Uzbekistán ha aprobado una Ley sobre el “Reforzamiento de las medidas para proteger los derechos de los ciudadanos en el ámbito de las relaciones laborales conforme a la legislación de la República de Uzbekistán y los estándares internacionales del trabajo”. Además, Uzbekistán ha implementado activamente las recomendaciones del Grupo de Trabajo del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre el Examen Periódico Universal.

En general, Uzbekistán, que pretende ser miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para el período 2021-2023, está tomando medidas consistentes y amplias para cumplir con sus obligaciones internacionales de derechos humanos, incluida la garantía de la igualdad entre hombres y mujeres. A este respecto, puedo decir con seguridad que Uzbekistán y su líder,
el Sr. Mirziyoyev, son modelos a seguir para el resto del mundo en desarrollo, que busca el estado de derecho y los derechos humanos universales.

  • Con relación a las políticas de juventud, teniendo en cuenta que Uzbekistán tiene una población muy joven, el presidente de Uzbekistán comentó los esfuerzos que se están llevando a cabo para asegurar que cada joven pueda ocupar el lugar que le corresponde en la sociedad y realizar su potencial. Se han creado Parlamentos de la Juventud y la Agencia de Asuntos de la Juventud. Así mismo, como parte de la propuesta uzbeka en la 72 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas para el impulso de una Convención Internacional sobre los Derechos de la Juventud, y como resultado de la 75 Iniciativa de Naciones Unidas, que constituye el eje central de la Estrategia de la Juventud de las Naciones Unidas: “Juventud 2030: trabajando Con y Para los jóvenes”; señaló el importante papel de la juventud en el desarrollo sostenible, en la prevención de crisis y en el aseguramiento de la igualdad de género, implementación de los derechos humanos y construcción de una cultura de la paz. Podemos además señalar que, con este espíritu, y como una continuación lógica del Foro de Derechos Humanos de Asia, celebrado en Samarcanda del 22 al 23 de noviembre de 2018, tuvo lugar este pasado 12 al 13 de agosto de 2020 el Foro de Derechos Humanos de Samarcanda: “Juventud 2020: solidaridad global, desarrollo sostenible y derechos humanos”.

Cabe destacar que Shavkat Mirziyoyev no sólo piensa en los temas de actualidad de nuestro tiempo, sino que también mira profundamente al mañana y tiene una visión a largo plazo: ya que la preocupación por la juventud es una inversión que beneficia a todos en nuestro futuro. La importancia de esta iniciativa se debe principalmente a las condiciones actuales, en las que los jóvenes pueden perder su orientación en este flujo interminable de información y cambio de ideales. Shavkat Mirziyoyev hace un llamamiento a los líderes mundiales para que piensen en ello, adopten condiciones conjuntas en este sentido y aseguren un futuro decente para la generación joven. Estoy firmemente convencido de que este llamamiento encontrará una respuesta no sólo en cada líder de los Estados del mundo, sino también en los ciudadanos comunes.

Esta preocupación por la juventud y su fortalecimiento jurídico, a mí, como padre y jurista, me inspira a trabajar más por el bien de nuestros hijos. Con esto quiero decir que no sólo seré firme defensor de esta iniciativa, sino también una persona convencida de su necesidad y perspectiva.

  • También se ha fortalecido significativamente el papel del Parlamento, en particular, el Senado del Oliy Majlis, así como las instituciones civiles. En esto, sin duda han desempeñado un papel importante la personalidad y las creencias del líder uzbeko. Por primera vez, representantes de organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro forman parte de la estructura de una comisión prestigiosa junto con senadores, diputados, jefes de ministerios y departamentos, lo que contribuye a articular el papel de la sociedad civil en las políticas del Estado comprometiéndolas con las mismas y haciéndoles protagonistas de la creación de estas. Se ha creado además la nueva institución del Relator nacional contra la trata de personas y el trabajo forzoso.

 

  • El país continúa con sus reformas económicas con un objetivo claro: mitigar la pobreza en todas sus formas, conseguir la seguridad alimentaria y una mejor nutrición y promover una agricultura sostenible, lo que corresponde plenamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el marco de la denominada Agenda 2030. En este sentido, la propuesta de Shavkat Mirziyoyev de definir la cuestión de la erradicación y lucha contra la pobreza como uno de los temas principales del actual período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, así como la idea de celebrar una Cumbre Mundial sobre esta cuestión, es otra prueba de la previsión de la política interna y externa de Uzbekistán, determinada por los altos dirigentes de la república.

 

  • Además, Uzbekistán continúa desarrollando una política de fomento de la armonía interétnica y la tolerancia y cooperación interreligiosa con el objetivo de garantizar la convivencia, la paz y evitar todo germen de radicalismo no sólo en Uzbekistán sino en todo el mundo. En este sentido, cabe recordar la resolución especial sobre “Conciencia y tolerancia religiosa”, a propuesta del presidente uzbeko Shavkat Mirziyoyev, cuyo borrador fue elaborado por Uzbekistán, y que fue apoyado unánimemente por todos los estados miembros de la ONU. También me gustaría señalar que no hay tolerancia sin educación, como no hay educación sin reconocimiento de la propia historia. Y, rica historia es sin duda la de Uzbekistán, una historia sobre el desarrollo de la civilización humana en su conjunto. Por eso, me parece digna, la iniciativa del Sr. Presidente sobre la celebración conjunta con la UNESCO del Foro Internacional «Asia Central en la encrucijada de las civilizaciones mundiales» en Khiva en 2021. Estoy convencido de que la organización de un evento tan significativo para todo el mundo científico será otro paso dado por el presidente Shavkat Mirziyoyev en el camino de garantizar el papel prioritario de la ciencia y el arte en la política pública.

 

  • Tratándose de un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el presidente uzbeko también enfatizó elementos de la política exterior de Uzbekistán que contribuyen a la consecución de la estabilidad y la paz regionales. La política multivectorial exterior de Uzbekistán tiene como objetivo ser útil a la región del Asia Central y al mundo mediante propuestas tanto de carácter regional como global. La cooperación regional tiene un efecto positivo en lo global y viceversa. En la actualidad, gracias a la política del presidente de la República de Uzbekistán Shavkat Mirziyoyev se están produciendo cambios fundamentales en la región del Asia Central. Cabe destacar, que se ha creado una atmósfera de buena vecindad y confianza mutua, amistad y respeto. Por su iniciativa, presentada en el 72º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se están realizando periódicamente reuniones consultivas de los jefes de Estado de los países de Asia Central. Propuestas en el campo de las interconexiones energéticas y de transportes, la iniciativa de recuperación del Mar de Aral, en la que Uzbekistán tiene grandes esperanzas gracias a la creación del Fondo Fiduciario de Socios Múltiples para la Seguridad Humana para la Región del Mar de Aral bajo el auspicio de las Naciones Unidas, así como la organización en Tashkent de la conferencia internacional de alto nivel sobre Afganistán: “El proceso de paz, la cooperación en materia de seguridad y la cooperación regional”, que tuvo como resultado el borrador de documento final, la Declaración de Tashkent.

Todas estas iniciativas de política exterior han recibido un nuevo significado en las iniciativas del líder uzbeko, presentadas el 23 de septiembre: el establecimiento del Centro Regional para el Desarrollo de la Interconectividad del Transporte y las Comunicaciones bajo los auspicios de las Naciones Unidas, la adopción de una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas para declarar la región del Mar de Aral como zona de innovaciones y tecnologías ambientales, y otras. La diferencia entre estas iniciativas y muchas otras propuestas en diversos niveles de cooperación internacional son su enfoque innovador y su nueva reflexión filosófica del problema, lo que demuestra una vez más la mentalidad conceptual de Shavkat Mirziyoyev.

  • En resumen, Uzbekistán continuará trabajando a gran escala con el objetivo de reforzar su política exterior abierta, pragmática y profundamente pensada que responsa a sus intereses nacionales, pero en clave de cooperación con todos los países del mundo tanto vecinos como más lejanos. En primer lugar, se impulsará la buena vecindad y asociación estratégica con los países del Asia Central en todos los ámbitos. En segundo lugar, destacó la necesidad de promover los lazos políticos, comerciales, económicos, de inversión, de transporte, de comunicación, culturales y humanitarios con todo el mundo. Además, Uzbekistán intensificará la cooperación multilateral en el marco de las Naciones Unidas, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la Organización de Cooperación Islámica, el Consejo de Cooperación de Estados de Habla Turca y otras organizaciones internacionales. En definitiva, Uzbekistán quiere ser un país comprometido, útil y solidario con los problemas regionales y del mundo, pues en un mundo globalizado los retos son globales, y ante estos, las respuestas para que realmente sean efectivas sólo pueden ser globales. Uzbekistán, apuesta firmemente, por todo ello, por el multilateralismo en un año en el que se conmemora el 75 aniversario de la creación de las Naciones Unidas y donde hoy más que nunca suscribe el espíritu y los principios de esta organización internacional.

Autor: 

Carlos Uriarte Sánchez

Profesor de Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos

Secretario General de Paneuropa España

 

A %d blogueros les gusta esto: