EL RECORRIDO ZARAGOZA-WUHAN (CHINA) TENDRÁ VUELO DIRECTO EN MAYO

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha anunciado que el vuelo directo de transporte de mercancías entre la capital aragonesa y la ciudad china de Wuhan comenzaría a operar el próximo mes de mayo y sería un complemento al impulso de transporte ferroviario, a través de la denominada ‘ruta de la seda’ y de la vía marítima.

Este ha sido uno de los acuerdos alcanzados en el viaje que Santisteve ha realizado la semana pasada a varias ciudades del país asiático para fomentar las relaciones institucionales, comerciales, turísticas y culturales.

En rueda de prensa con el gerente de Mercazaragoza, Constancio Ibáñez; y el gerente de la Terminal Marítima de Zaragoza (tmZ), Ramón Adé, el alcalde ha explicado que este vuelo se llevaría a cabo con el proveedor de transporte internacional de mercancías DSV.

El Aeropuerto de Zaragoza es el segundo de España en número de toneladas de mercancías transportadas, solo por detrás de Madrid, y es un «atractivo» para los chinos porque conlleva una ruta directa con el consiguiente ahorro de costes y además supone potenciar el sector logístico de la distribución.

«Es importante aprovechar la situación estratégica de Zaragoza y destacar las ventajas que supone para el mercado chino el ser un punto de enlace aeroportuario y marítimo»

Santisteve ha destacado el papel de la tmZ en el ámbito de la logística para favorecer la llegada y salida de productos por el corredor continental ferroviario de la ‘ruta de la seda’, que supone «sacar de las carretera camiones contaminantes y Zaragoza tiene una importante posición en recibir carga que llegue por Europa y distribuirla por la península».

Por su parte, Constancio Ibáñez Asimismo, ha destacado en que «ha sido un viaje a China «muy aprovechado» al contar que se ha incidido en el transporte ferroviario de mercancías como complemento a la vía marítima para lo que se ha firmado un convenio que permitirá desarrollar este proceso.

«El reto de la tmZ es convertirla en una potente terminal agroalimentaria de exportación hacia China», ha enfatizado Constancio Ibáñez para recalcar que es la primera de España con 150.000 teus (medida por contenedores) anuales, de los que un tercio se exporta a China, lo que supone retirar de las carreteras unos 90.000 camiones anuales y ayudar a la reducción de emisiones de gases contaminantes.

Ramón Adé ha aportado el dato de que al mercado chino se exportan unos 50.000 contenedores anuales por la vía que combina el tren hasta un puerto para seguir ruta por barco y ha destacado las oportunidades que se abren por la vía ferroviaria, a través de Europa hasta China en la denominada ‘ruta de la seda’, que permitirá «que Zaragoza tenga una relación fluida con Wuhan y ser una alternativa en eficiencia y competitiva para las empresas».

Constancio Ibáñez ha explicado que en la actualidad se importa más de lo que se exporta y ha señalado que Mercazaragoza, como socio mayoritario en la tmZ, tiene que ser pionera en la exportación, y ha defendido las comunicación del corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo porque «es necesario para hacer una zona de exportación del producto regional».

Al respecto, Santisteve ha señalado que tanto los puertos de Sagunto, como de Valencia «están interesados» en trabajar con Zaragoza para «llevar productos al mercado anglosajón».

Sobre la ampliación de Mercazaragoza, Constancio Ibáñez ha cifrado en 100.000 metros cuadrados las necesidades de espacio para expandirse y atender la demanda creciente de los próximos años. «Las peticiones en materia logística son de 80.000 o 100.000 y hasta 200.000 metros cuadrados y la tmZ se tiene que especializar en agroalimentación».

El gerente de Mercazaragoza ha avanzado que se impulsan contactos con empresas navarras de congelado para crear un gran centro de almacenamiento de producto congelado que irá a China, vía ferrocarril.

«Los costes son sagrados para los chinos y el acercarte a un sitio para que tu producto vaya directo al vagón es fundamental. Somos los primeros en producto congelado de porcino, que es un sector con una potencialidad de exportación tremenda en Aragón».

Constancio Ibáñez ha precisado que hay que trabajar «muy fuerte» con China y ser tremendamente competitivo, pero «sin olvidar Europa», que está más cerca y hay capacidad para llegar a ellos en el ámbito de la alimentación, mientras que China «no hay que olvidar el cierre de fronteras alimentarias con Rusia en su momento. China sí, pero Europea también», ha zanjado.

El alcalde ha contado que el protocolo a negociar entre España y China es producto a producto. Se ha negociado el cerdo y los cítricos y, en la actualidad, se negocia el cordero y vacuno, y dentro de unos años se verán resultados, pero mientras se negocia una cosa no se negocia otra».

Constancio Ibáñez ha hecho notar que el hecho de que los chinos pongan en el mapa a Zaragoza porque está al sur de Europa y es una zona de tránsito a la UE y sudamérica. «Es algo que ellos saben, aunque todo va despacio por las exigencias que ponen».

Otra consecuencia derivada de este viaje a varias ciudades chinas, como Shanghai, abarca el ámbito turístico y dado que son la segunda nacionalidad que visita Zaragoza solo por detrás de la francesa, el Ayuntamiento de Zaragoza instalará señalética en grafía china.

La finalidad es que «vean que son bien recibidos», además de facilitar su comprensión en edificios y espacios emblemáticos, ya que el cielo azul, la ausencia de contaminación y los dos mil años de historia de Zaragoza son algunos de los motivos más apreciados por estos turistas asiáticos.

El viaje también ha servido para estrechar relaciones educativas por medio de la Universidad de Zaragoza. Los estudiantes chinos que alberga Zaragoza alcanza la cifra de 500 y la mayoría se matriculan en la Escuela de Turismo.

Asimismo, mediante el Instituto Confucio se facilitará el aprendizaje del idioma chino y la previsión es alcanzar una matrícula anual de mil estudiantes.

El acto institucional de este viaje ha sido el hermanamiento entre Zaragoza y Taizhou, de cinco millones de habitantes y que se sitúa en la ‘ruta de la seda’. Además, cuenta con el China Medical City, que alberga unas 560 empresas que emplean a unos 200.000 trabajadores especializados en biomedicina.

«Las sensaciones han sido muy buenas, ha sido un viaje muy preparado, con contactos previos», ha resumido el alcalde, para destacar los chinos «aprecian que una autoridad política respalde» todos los contactos y acuerdos alcanzados porque «si no creen que no tiene el peso que merece».

Constancio Ibáñez ha agregado que tras realizar este viaje «la logística en Zaragoza toma cuerpo» y ha instado a «saber aprovecharlo».

A %d blogueros les gusta esto: