ZARAGOZA RESALTA SU SITUACIÓN GEOESTRATÉGICA PARA UNIRSE A LA NUEVA RUTA DE LA SEDA

Zaragoza se presentó hoy en China como un “punto estratégico” en el megaproyecto de la Nueva Ruta de la Seda que lleva a cabo el gigante asiático y como un destino turístico atractivo para los ciudadanos chinos, que cada vez visitan más la capital aragonesa.

“Zaragoza es un punto estratégico porque lo lógico es que sea el lugar donde termine ese ferrocarril de la ruta de la seda, por la posición geoestratégica en la que se encuentra, entre Valencia, Barcelona, Bilbao y Madrid”, destacó el alcalde de la urbe, Pedro Santisteve.

Así, gracias a la terminal marítima terrestre que posee la ciudad, hay un gran “potencial exportador”, que se suma al hecho de que Aragón “produce diez veces más en agroalimentación” que la cantidad necesaria para su población.

La ciudad de Shanghái fue el lugar donde empezó hoy el viaje de una delegación institucional, empresarial y comercial encabezada por el alcalde que buscará estrechar las relaciones con el gigante asiático y presentar las posibilidades que tiene Zaragoza en una China que cada vez pretende estar más abierta al mundo.

Entre ellas, la mencionada situación estratégica que podría hacer que la ciudad forme parte del proyecto conocido también como “One belt, one road” (un cinturón, una carretera), con el que China busca resucitar las antiguas rutas de la seda con macro proyectos internacionales de infraestructuras y telecomunicaciones.

“El viaje es una reflexión de cómo la ciudad de Zaragoza, todo su tejido asociativo, empresarial y comercial, podemos contribuir a una mejora de las relaciones con el pueblo chino”, apuntó el político.

Santisteve hizo estas declaraciones tras participar en un encuentro con operadores de turismo en Shanghái, a quienes presentó el potencial de la capital aragonesa como destino turístico atractivo para los chinos.

Y es que a los turistas del gigante asiático que viajan al extranjero les gusta “aprender de culturas diferentes” y Zaragoza “tiene el valor de que ha sido cruce de muchas culturas” y “tenemos ejemplos en nuestro patrimonio de todo ello”.

“Queremos poner en valor la ciudad en cuanto a su carácter hospitalario, abierto, cruce de culturas, la gastronomía que tenemos, la vida en las calles, la riqueza que tiene el pueblo zaragozano”, insistió el político.

En los últimos cinco años los chinos se han convertido en los turistas extranjeros mayoritarios y han crecido en un 1.000 por ciento. Durante 2018, casi 70.000 turistas chinos visitaron la capital aragonesa.

“Ahora es el momento para decir aquí estamos, podemos ofrecer lo mejor que tenemos como ciudad en ámbitos muy interesantes (…) y es el momento estratégico clave para que esto no solo se asiente sino que también se proyecte hacia el futuro”, apuntó.

Otro de los principales motivos de la visita que durará una semana es el cierre del hermanamiento con la ciudad de Taizhou, una urbe de cinco millones y medio de habitantes en la provincia de Zheijang que destaca por ser referente en biotecnología, medicina e industria farmacéutica.

Ya existían lazos con la urbe gracias a las escuelas de danza pero ahora se le quiere dar a la relación “un carácter más institucional”, contó Santisteve.

La delegación también visitará las ciudades de Wuhan y de Nankín para estrechar los lazos en términos educativos.

La delegación zaragozana está compuesta por representantes de la Cámara de Comercio de Zaragoza, el Cluster sanitario de Aragón, el instituto Confucio de Zaragoza, la Escuela de Turismo de la Universidad de Zaragoza, los responsables de la Terminal Marítima de Zaragoza, la empresa logística DSV y la comercial Zeumat.

A %d blogueros les gusta esto: