RELEVO DE LOS GRANDES CONSUMIDORES DE ALGODÓN ASIÁTICOS

Las previsiones de crecimiento del consumo mundial de algodón para la campaña en curso son positivas, pero con un avance de sólo el 0,16%, según el Comité Consultivo Internacional del Algodón (Icac, en sus siglas en inglés).

El algodón diversifica aún más sus clientes. China, Bangladesh, Vietnam y otros países del Este de Asia contraerán en la temporada 2018-2019 su consumo de esta materia prima. Sin embargo, la incrementarán en otros territorios. Este cambio de players contribuirá a mantener en positivo la evolución del consumo de algodón.

En este sentido, las previsiones de crecimiento del consumo mundial de algodón para la campaña en curso indican un avance de sólo el 0,16% respecto a la temporada anterior, según la última actualización del Comité Consultivo Internacional del Algodón (Icac, en sus siglas en inglés).

Parte de la debilidad del ascenso es consecuencia de la caída del consumo en algunos de los mayores compradores del planeta. De este modo, China, su principal consumidor, elevó hace un año el uso de algodón un 15%, mientras que para la campaña actual se contempla un descenso del 8%.

En el caso de Bangladesh, se espera un retroceso del 7% en el consumo de esta materia prima en 2018-2019 frente a la subida del 15% registrada un año atrás. En Vietnam, se prevé para esta campaña una caída del 3% después de siete temporadas seguidas de avances a doble dígito.

El descenso del consumo de algodón en estos mercados se compensará con el incremento a doble dígito en otros, como Turquía, Indonesia o Uzbekistán. India, por ejemplo, también elevará su uso industrial, aunque se estima que el alza será de sólo el 1%.

Por otro lado, la incertidumbre sobre una posible afectación de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en los intercambios comerciales del algodón también está retrasando la toma de decisiones sobre la siembra de la próxima temporada por parte de los productores.

En su última previsión, el Icac sitúa para la temporada actual la producción en 26,04 millones de toneladas, un 0,12% menor a la de un año atrás; el consumo, en 26,87 millones de toneladas, y los stocks, en 17,64 millones de toneladas, un 0,57% menos.

El precio quedaría fijado en una media de 87 centavos de dólar, por encima aún de los 83 centavos de dólar de dos temporadas atrás, pero por debajo de los 88 centavos del año pasado.

A %d blogueros les gusta esto: