EN ESPAÑA PATEARON EL HORMIGUERO: ELECCIONES ANTICIPADAS

El presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia, Fernando Moragón, analizó todas las aristas de este acontecimiento.

España es la caña, dice el refranero popular. Y también es de Guinness. Tres elecciones generales en tres años, con una moción de censura entremedias que provocó la salida de Mariano Rajoy por la puerta de atrás, y la entrada por la ventana de Pedro Sánchez, que a su vez se convierte en el presidente de Gobierno que ostenta el récord del mandato más breve en la historia de la democracia española.

Guarda una coincidencia con la caída de Rajoy, esta de Sánchez: y es que en el breve lapso de unos pocos días se desencadenó una serie de hechos que derivaron en el fin de sus legislaturas correspondientes. Pero es en lo único que se parecen, visto de lejos. Porque en esta ocasión habrá elecciones, y el mapa político a pie de calle marca una situación y una sensación de desconcierto que roza el caos.

Tras el anuncio, esperado por unos cuántos partidos políticos y hasta exigido por ‘las tres derechas’, tal como Sánchez bautizó a la tríada integrada por el Partido Popular [PP], Ciudadanos y el emergente Vox, comenzaron a alzarse las voces proselitistas. El presidente del Observatorio Hispano-Ruso de Eurasia, Fernando Moragón, analizó todas las aristas de este acontecimiento.

Sobre este adelanto de las elecciones, Moragón afirma que las instituciones han saltado por los aires.

«Vamos a tener un año perdido, ineficaz en el mejor de los casos. Lo más seguro es que sean dos [años] o más, porque van a haber elecciones pero el Parlamento va a seguir muy fragmentado. Encima ‘vamos a meter’ a otro partido, que es Vox, con lo cual estará aún más fragmentado. Y salvo que se pudiera hacer una coalición entre PP, Ciudadanos y Vox, con mayoría absoluta, va a ser casi imposible gobernar, como ha pasado hasta ahora. Con lo cual no se descarten unas segundas elecciones».

PARTIDO SOCIALISTA: Pedro Sánchez jugó su baza en la elección de la fecha de los comicios. Según su lectura, cuanto antes, mejor. Desde filas socialistas esperan rentabilizar varios aspectos: que no negocian con los independentistas; que sus Presupuestos del Estado tenían un gran contenido social; y la puja entre las ‘tres derechas’ que les condujo a tomarse una fotografía en conjunto que pueden valer unas elecciones

Moragón observa que «dado que ya no pueden seguir gobernando con los presupuestos imposibles de aprobar, no tenían otro remedio [que convocar a elecciones anticipadas]. Cuanto antes mejor, e intentar que no se consolide esa mayoría absoluta» de las tres derechas.

PARTIDO POPULAR: El líder popular, Pablo Casado, manifestó: «El 28 de abril habrá que elegir entre un Gobierno que negocie con [el president de la Generalitat de Catalunya, Quim] Torra o uno que plantee la aplicación del [articulo] 155 [de la Constitución]». Incidió en que la ciudadanía tendrá que elegir entre «Frente Popular o Partido Popular».

«Aquí lo que hay por parte del PP, y también de Ciudadanos, es que resulta que les ha salido Vox que es la ultraderecha española. Entonces hay una carrera por ver quién es más de ultraderecha, y por lo tanto, evitar por parte del PP sobre todo, y de Ciudadanos por el tema de Cataluña, que Vox les robe muchos votos. Entonces, a ver quién dice la burrada más gorda en este aspecto», advierte el analista.

CIUDADANOS: En su comparecencia en el Congreso tras el anuncio de las elecciones anticipadas, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sentenció que «Sánchez y el PSOE tienen que pasar a la oposición». En este sentido, no dudó en afirmar que si para echar a Sánchez es necesario contar con Vox, no se opondrá. «Yo no le pongo cordones sanitarios salvo a los que quieren destruir a mi país».

«Ahora mismo tenemos en España a unas derechas, que son tres, en una carrera alocada por ver quién es más radical, quién es más de ultraderecha. Y por supuesto está claro, como en Andalucía, que si [Ciudadanos] necesita los votos de Vox, no va a haber ningún problema en entenderse con ellos porque no hay gran diferencia. No olvidemos que el líder de Vox, Santiago Abascal, estuvo en el PP», observa Moragón.

PODEMOS: ¿Podrán? Actualmente la formación morada vive una etapa de luchas intestinas que le han llevado a rupturas internas y el consiguiente impacto en el electorado.

«La tradición de la izquierda española –y de otros países– es la de la permanente guerra interna, y especialmente la izquierda a la izquierda de los partidos socialistas. Y es lo que lleva pasando en Podemos desde el principio. […] Y las peleas por el liderazgo entre Íñigo Errejón y Pablo Iglesias que tienen proyectos distintos, han saltado hace tiempo y siguen en plena crisis. Podemos es un partido instalado en la crisis permanente, de ahí que no creo que vaya a sacar unos buenos resultados en las próximas elecciones», sentencia el experto.

ERTC y PDeCAT: Prueba de fuego. Así se podría interpretar el reto que representarán las elecciones adelantadas para estas dos formaciones independentistas que buscan, cada una por su lado, abanderar el independentismo.

Para Moragón, está claro que ambas formaciones «están instaladas en el delirio de la independencia que no tiene sustento, que no tiene base real. Al final es algo impracticable. Pero ya están metidas en una espiral que no pueden dar marcha atrás. Entonces, tienen un proyecto irreal, con división interna, con los problemas que tienen con gente que está encarcelada, y con [el ex president de la Generalitat, Carles] Puigdemont haciendo rutas por Europa de vez en cuando».

LA FOTO QUE PUEDE SEGUIR HACIENDO HISTORIA: Ya escribió sus primeras páginas el mismo día en que se hizo la instantánea. Una foto que reúne a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, los líderes del PP, Ciudadanos y Vox, respectivamente. Una imagen que más de una vez esquivaron, tanto Casado como Rivera, pero que al final se volvió inevitable, y que puede tener un gran peso a la hora de las urnas.

«En este sentido la foto es sólo simbólica. Ya lo hemos visto en Andalucía que las tres derechas van a coaligarse sin ningún problema», concluye Fernando Moragón.

A %d blogueros les gusta esto: