LA DIVERSIDAD PROTAGONIZA EL FESTIVAL DE CANNES

Durante este mes de mayo ha tenido lugar el conocido festival de cine de Cannes en Francia. Como ya sabemos, este festival de cine siempre se ha caracterizado por apostar por un cine independiente y alternativo al cine hegemónico y normativo al que estamos acostumbradas. Sin embargo, este año la diversidad ha sido la gran protagonista. Hemos sido testigos de una amplia variedad de reivindicaciones. Una vez más se hacen eco las discriminaciones que existen en nuestra sociedad, y una vez más desde un evento con repercusión internacional.

Desde una presencia de mayoría mujeres en el jurado, hasta la nominación de películas que normalizan y visibilizan las relaciones sexuales y amorosas entre mujeres, como han sido “Carmen y Lola” o “Rafiki”, hemos sido testigos de una diversidad ferozmente maravillosa. Mujeres que han dado un golpe en la mesa y han gritado bien alto que “Aquí estamos nosotras, y que no nos van a echar”. Mujeres que dejan claro que somos diversas y que todas merecemos estar representadas en la sociedad.

La cultura es un reflejo de la sociedad, por ello, todas aquellas personas que tengan la oportunidad de tener acceso a un público amplio tienen la responsabilidad social de dar visibilidad. Dar visibilidad a aquellas personas que no la tienen y que por ello sufren discriminación. Tienen la obligación de demostrar que la diversidad es un arte.

Somos lo que consumimos, y consumimos lo que nos ofrecen, es hora de regenerar la cultura del cine, es hora de que las mujeres reproduzcan nuevas realidades, luchen por sí mismas y ayuden a otras a través de los medios visuales, a luchar también por ellas.

A %d blogueros les gusta esto: